Cómo distinguir palomas de velocidad y palomas de fondo

Cómo distinguir palomas de velocidad y palomes de fondo

Por: Noel de Scheemaecker

Pigeon rit, agosto 1988

Debutante: Me parece que si yo pudiera distinguir las palomas de velocidad de las que son aptas para clasificarse en los concursos de fondo, daría un gran paso adelante y te pido que me des algunos consejos sobre esa cuestión.

Víctor: Me pones en una situación bastante difícil; trataré de responderte a lo que me pides lo mejor posible. ¡Quién en colombofilia puede pretender saberlo todo!

Debutante: Pongamos por ejemplo el origen de una paloma: ¿tiene el origen influencia sobre las posibilidades de que la paloma, sea para la velocidad o para el fondo?

Víctor: Yo creo en el origen igual que en las cualidades físicas y la calidad de la orientación de sus ascendientes, si están aún presentes en los mismos.

Debutante: Para las palomas de fondo es lógico que ellas deban disponer de ciertas cualidades físicas favorables a la resistencia. Pero yo veo mal que la calidad de la orientación tenga algo que ver para diferenciar las palomas de velocidad de las palomas de fondo.

Víctor: Aquí creo que cometes un error. Pues tras una conversación "colombófila" que tuve un día con Georges De Paduwa, él me comentó que estaba convencido que el poder de orientación era de una importancia primordial para la paloma de fondo si la paloma tiene que volar y orientarse sola durante centenas y centenas de kilómetros. Él creía que este sentido no lo poseían todas las palomas.

Debutante: ¡De acuerdo! ¿Pero cómo saber si tal o cual descendiente de palomas de fondo puede orientarse mejor en estos concursos?

Víctor: Solo hay una manera para saberlo: la cesta. Hay que decir que uno no sabrá jamás por adelantado si una paloma es capaz de distinguirse en los concursos de fondo si no la ha encestado sobre esas distancias. Puesto que no es solamente el poder de su orientación que entra en juego, es también y sobretodo su resistencia.

Debutante: Y aquí es donde abordamos las cualidades físicas de la paloma. ¿Podemos caracterizarlas? ¿Cuáles son ellas?

Víctor: Hay sobretodo la resistencia.

Debutante: ¿Pero qué significa la palabra "resistencia"?

Víctor: Esto es el ahorro con que la paloma reserva su esfuerzo. Ella depende de dos factores: en primer lugar, la salud de los órganos puestos a la disposición de un esfuerzo prolongado, y hay sobretodo la función respiratoria que tiene que ser impecable. Esto se nota en la frecuencia de la cadencia de la respiración. ¡Cuánto más lenta es mejor!

Hay, en el punto de la vista de la constitución de la paloma una ventaja muy importante para la paloma de fondo: es la consistencia de esto que nosotros llamamos "el chassis".

Ernest Duray me dijo un día que él daba una gran importancia a la rigidez de la osamenta. Debe constituir un soporte sólido a las centenas de millares de golpes de ala que la paloma realiza durante un vuelo prolongado, sobretodo cuando el viento es en contra.

Duray presionaba, con el pulgar y el índice, sobre eso que nosotros llamamos los hombros de la paloma, que soportan a cada golpe de ala el esfuerzo que realizan.

En otra, la rigidez de la "carcasa", la profundidad del esternón y de la horquilla posterior son indispensables para un esfuerzo prolongado.

Debutante: Comprendo muy bien esto que Ernest Duray ha querido decirte, pero del ala no ha hablado en ningún momento...

Víctor: Debo decirte que él apreciaba Van der Schelden en la búsqueda del ala perfecta. Todo el mundo conoce, en el presente, sus teorías que insisten sobretodo en la fuerza de golpe de las cuatro últimas remigias, sobre su ventilación y sobre una envergadura bastante reducida de una tras-ala.

De todas maneras yo pienso que llevando lejos las características propuestas por Charles Va der Schelden dentro de su teoría sobre el ala, se puede cometer un error. Esta si puede llevar la colombofilia a favorecer el punto de velocidad de la paloma a cambio de su resistencia.

Debutante: Esto que tú acabas de decir es importante para el colombófilo que sobretodo quiere destacar en los concursos de velocidad.

Víctor: En efecto. Al concursante de velocidad al que hay que respetar por su talento, ya que es más difícil de competir en la velocidad que de competir en los concursos de fondo, puesto que pone todo su interés en favorecer a sus palomas todo lo que contribuya a aumentar su punta de velocidad. El ala alargada, las remigias un poco alargadas, una tras-ala bastante corta y un centro de ala. Es decir la cuarta, la quinta y la sexta remigias bastante cortas para dar el aspecto del vencejo al ala, todo esto debe ser tenido en cuenta por quien desee destacar en las pruebas de velocidad; es decir de 100 a 300km.

Debutante. Comprendo muy bien el fondo de todo lo que tú acabas de decirme. Encuentro ciertas diferencias entre la paloma de fondo y la paloma de velocidad. Pero digo igualmente que las palomas que tienen los ojos con una pupila más pequeña están en ventaja respecto al rendimiento de los otros, en los concursos de fondo. Y esto, yo no lo entiendo del todo.

Víctor: Por lo tanto esto es así de simple. Sabemos que la luz pone a prueba el sistema nervioso y también que este último se cansa por esa prueba.

En efecto la pupila -ese agujero negro de la mitad del ojo- es comparable a la abertura del diafragma de una máquina fotográfica. Para no "quemar" la foto a causa de un exceso de luz, nosotros reducimos el diafragma. La paloma hace lo mismo para protegerse de la luz. Pero si ella es limitada dentro la adaptación de abertura de la pupila por la constitución física de su ojo - de hecho la grandeza de la pupila- el sistema nervioso se cansa. A la larga, la paloma que debe volar durante largas horas, está en desventaja.

Pero cuando se juzgan las cualidades de una paloma es preciso no tomar posiciones muy radicales. Nosotros no conocemos todos lo "trucos" que la naturaleza dispone para paliar ciertas insuficiencias y restablecer así el equilibrio.

Remarcamos por ejemplo que las palomas con un ala relativamente corta tienen la musculatura, que la acciona, muy desarrollada.

Y hay así, dentro de la naturaleza, una cantidad de fenómenos que a primera vista nos desconciertan pero que, después de ser vistos, nos parecen converger hacia un cierto equilibrio para compensaciones juiciosas.

Debutante: Yo veo que lo desconocido es un dominio casi infinito...

Víctor: ¡Sobretodo en colombofilia!

Traducción: J.Solé