Visita Raymond Cobut

Conversando con: Raymond Cobut

Conocí a Cobut en el año 1979 y como no... a través de mi amigo Víctor. Una de las muchas preguntas que le hice a Cobut fue:

Sr. Raymond según su opinión ¿como debe ser una paloma para los grandes fondos?, pues estas sueltas son las que a mi me gustan y quisiera saber como distinguir las palomas para estas distancias, como ya llevábamos un buen rato hablando de palomas, me dijo: joven no voy a decirte como es una paloma campeona de fondo, ven conmigo y ¡observa!

Primero me llevo al palomar de reproducción, donde tenía unas palomas excepcionales y después me llevo al palomar de vuelo, donde cogimos muchas de ellas de nuevo, en el palomar de cría, me pregunto que opinaba yo sobre sus palomas; yo no sabia que contestarle, pues estaba hablando con uno de los grandes colombófilos del momento. El con una sonrisa volvió a repetir: joven, como puedes ver aquí no hay ninguna pareja de cría de las llamadas compensadas. Cuando una paloma necesita ser compensada, no merece estar en un palomar de reproducción, las palomas para largas distancia no pueden tener defectos físicos. La paloma es un "todo" es decir, calidad de plumaje, esqueleto sólido, vitalidad, equilibrio perfecto, musculatura desarrollada, mirada inteligente...etc...etc...Todo lo morfológico puede apreciarse, como te he demostrado y lo psíquico, con la fuerza de voluntad para regresar a casa, tienes que saber intuirlo, pues esto último es lo único que no puedes asegurar hasta que no se prueba en la cesta, pero te diré que es hereditario y va por familia de palomas aunque no todos los productos de una familia lo heredan.

Cobut me pregunto: ahora dime si tus palomas son como las que ya te he mostrado. Le dije que morfológicamente no, y comprendí que tenía que buscar otro tipo de palomas.

Me llevo al palomar de pichones, después de ver muchos me dijo: puedes escoger uno, cosa a la que me negué, diciéndole que cualquier de esos pichones me haría feliz.

El cogió dos, preguntándome cual prefería. Mi respuesta fue que cualquiera de los dos me haría ilusión y que era el quien mas los conocía y que su opinión para mi era la buena a lo que el me respondió: si pero yo quiero ver lo que escoges, le repetí que los dos pichones me gustaban, pero esta de la pluma blanca, un poco más; me respondió: la quería para mi...pero puedes llevártela, quiero que tengas un buen recuerdo de tu visita a mi casa; con esta paloma si le pones el macho adecuado tendrás palomas de fondo.

Hoy día tras haber pasado más de treinta años...los descendientes de esa hembra aún siguen triunfando en sueltas de gran fondo

En las fotos están algunas de las palomas que Raymond Cobut me mostró.

La paloma en la que estoy mirando el ala era el padre de la hembra que me lleve, y más tarde regale a Carlos Márquez.

Cobut era reconocidísimo como especialista en concursar en gran fondo con hembras.

Las fotos se pueden ver en el apartado imagenes

Jaume Solé